Blog de bollitoviajero

Hoy me he sentido mal...Y no debería...Hablemos de prioridades

Hace mucho que no escribía por falta de tiempo, pero hoy he tenido la necesidad de volver a hacerlo para desahogarme.
Esta tarde he tenido que salir 30 minutos antes de la oficina porque el peque se ha puesto malo.
Cuando se lo he dicho a mi jefa me ha dicho que me fuese a casa tranquila, sin problema; pero yo me he sentido mal.
Siento que aunque nadie lo diga en alto, esta mal visto abandonar tu puesto de trabajo por cualquier cosa que no sea “causa mayor” como la muerte de alguien cercano.


El otro día reflexionaba a raíz del Día Internacional de la Mujer... Creo que no sirve de nada manifestarse y que las cosas se demuestran día a día en el trabajo. No somos coherentes con lo que pedimos. Exigimos igualdad de salarios y condiciones pero no cumplimos de la misma forma que los hombres. Llega nuestra hora de salir y si no tenemos algo muy urgente, salimos corriendo a nuestra casa para estar con nuestra familia. Sin embargo, los hombres, por norma general no tienen tanta prisa por salir.


Y yo me pregunto, ¿por que tenemos que estar permanentemente analizando y comparando todo?


Es obvio que si yo me voy todos los días a mi hora y el de al lado se queda mas tiempo, el jefe lo va a tener en cuenta.
Es obvio que si yo quiero pasar tiempo con mis hijos y solo trabajo para ganarme la vida, no voy a crecer igual que aquel que se dedica solo a trabajar (cada uno tiene unas preferencias, todas igual de validas)


En la vida cada uno tiene sus objetivos, ninguno es mejor que otro, simplemente son los de cada uno y deben ser respetados.
¿Qué es la conciliación? Poder trabajar y disfrutar de tu familia a la vez. Eso no lo prohíbe nadie. Pero como en todo, hay momentos en los que hay que renunciar a cosas para poder hacer otras.


Yo he elegido tener una familia pero también quiero crecer profesionalmente, soy muy ambiciosa. Demuestro cada día y en cada empresa en la que estoy que me interesa lo que hago, que quiero aprender, que quiero crecer y llegar a ser “mas”. Desgraciadamente eso me supone no pasar demasiadas horas al día con mis hijos. Pero no por ello soy peor madre. Todo lo que consigo es por/para mi y por/para ellos.


Pero vuelvo a mi punto inicial, ¿por que me he sentido mal al irme de la oficina 30 minutos antes por enfermedad de uno de mis hijos? Pues en mi caso, creo que es porque le doy mucha importancia a lo que piensen de mi y odio sentir que he defraudado a alguien. Pero si lo pienso con calma, me he ido con la conciencia tranquila. Tenia casi todo mi trabajo terminado y el que me queda lo estoy acabando desde casa, al lado del peque de la familia que en estos momentos me necesita.

Sigamos luchando por ser coherentes con lo que queremos.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: